miércoles, 3 de septiembre de 2008

MELODÍA NÚM. 21


Tema: Ooh la la la.
Intérprete: Goldfrapp.
Comentario: esto es sencillamente el glamour!!

***

Nadie duda ya de que somos seres profundamente relacionales. Son las relaciones las que nos perfilan y las que nos ayudan a conocernos. Relaciones de todo tipo: amorosas, profesionales, amistosas, familiares... Gracias a ellas salen a la luz muchos de nuestros defectos y también muchas de nuestras virtudes (algunos de los cuales permanecerían, en otro caso, en el más profundo de los abismos, según el cuadrante que ocupemos en la Ventana de Johari, claro... :p). La pregunta es ¿no seríamos más felices a veces si no conociéramos tan nítidamente nuestras imperfecciones?

Nada, una reflexión chorra como cualquier otra... Será el síndrome post-vacacional... jejeje

Muchos besosssssss!!

5 comentarios:

Paperboat dijo...

Abriste la caja de Pandora. Y te digo yo a ti que la Pando es una con muy mala leche. Vamos, que estas reflexiones a mí me encantan, me producen un orgasmo.

La felicidad de la que hablas, basada en la ignorancia, no es felicidad. Hasta cierto punto, es totalmente real eso que dicen de que los tontos o los ignorantes son más felices. Sin embargo, a mí me gusta ser feliz sabiendo todas las verdades, ya sea sobre mí o sobre el panadero, de manera que creo que esta felicidad conseguida incluso a pesar de lo que conocemos y de que esto que conocemos no nos guste es mucho más satisfactoria que la que se consigue cerrando los ojos y tapándose los oídos.

No sé si me explico, pero en resumidas cuentas, que prefiero ser jodidamente consciente, aprender a vivir con ello, aceptarlo y sonreír. Se aprende un huevo siendo así, te lo digo yo, que soy un pringado pero sé muchas cosas ;)

Un besazo, de los grandes

Pablo dijo...

Bueno, sí, puede ser que ojos que no ven... jejeje, pero mejor conocernos y así poder auto-mejorarnos, ¿no?

:P

Un B.

pablo (aka, el autor) dijo...

Jejeje Gracias por vuestras apreciaciones!! Yo también estoy de acuerdo en que es mucho mejor ser consciente de nuestro mundo interior (así es todo mucho más divertido, dónde va a parar!!) jejeje

Lo q pretendía plantear (pero buscando la concisión no logré) era que hay determinadas relaciones que sacan "lo peor de nosotros mismos", que nos hacen especialmente conscientes de nuestros defectos (o de aspectos de nosotros mismos q habitualmente somos capaces de controlar más, xq no nos gustan). Estoy seguro de q os viene a la cabeza ese compañero de trabajo q os vuelve un completo neurótico o ese amigo q os hace parecer siempre un intransigente, por ejemplo.

Y lo que me sugería era: ¿hasta qué punto es "sana" una relación que te hace ser peor persona? ¿O es sencillamente q somos así, y no q la relación tenga la culpa?

Cuánta comedura de tarro, la virgen!! jajaja

Muakassss, guapos (tú más, claro :P)!!

Devaneos dijo...

temacisimo!!! yo al fin lo encontre hace unos años ya en un capitulo de las vegas jeje

no estoy para reflexiones, los examenes me estan quemando el cerebro :P

Paperboat dijo...

Efectivamente, hay personas que sacan lo mejor de nosotros y hay personas que sacan lo peor de nosotros. Por eso relacionarnos con todo tipo de personas nos ayuda a conocernos. De todas maneras, habrá una forma de ser, la más habitual, que prevalecerá. Todos podemos ser de todo en momentos puntuales, pero no hay que castigarse ni flagelarse por ello.

Sí, hay relaciones que te hacen ser peor persona y que no son positivas en absoluto. Ésas son las que hay que sobrellevar cuando no queda más remedio (por ejemplo, yo tuve una en mi ex-trabajo).

Me gustan estas cuestiones existenciales, pero es que todos sabemos que yo no ando muy bien de la chorla XD

Besos! (claro que sí, yo más guapo xDDDDDD. Voy a mirar billetes a Australia antes de que Pablo me asesine).